Entradas

No puedo escribir
estoy llena de pecado;
en mis manos se cocina la furia de las horas
renegadas del mundo
Tanto frío arrinconándose en mis dedos
y ni una sola mentira por decir.
He dejado de creer,
necesito un Dios que nadie haya creado ...
tengo toda esta luz clavada en mi sombra
y los días sangrando.

Más que deseos ( Canción)

Imagen
Si todo el frío se derrumbara en una lluvia de flores mansas y la inocencia de los jardines no se perdiera en concertinas tan imposibles. Si todo el mundo fueran dos manos que se brindaran sin hacer daño y si a la vuelta de los espejos nos encontrara la fe de un niño, el amor de un viejo. Si todo el cielo no se apagara y viendo un ala yo me volara, yo te volara... Si la mentira pagara tiempo y los relojes, ya sin alarmas, marcaran sueños y la injusticia de una barrida perdiera toda su tiranía, su tiranía. Si hoy el tesoro de nuestro abrazo borrara todos los malos pasos, los malos pasos. Si todo el cielo no se apagara y viendo un ala yo me volara, yo te volara Daniela Tomé

Patraka

Una vez vi un poeta, caminaba con el pecho blando  empapando las cornisas de la suerte.  Tejía historias de a palabras,  mientras su silencio anquilosaba  dolores como pájaros.  No podría ser otro  sólo era ese  mago, insólito equilibrista,  magullado,  tierno como el ombligo del agua;  unrealArtista, de esos que no se compran pero tampoco se venden.  Demasiado Poema para ser hombre, mas de tan mundano, se le perdía el niño  algunas veces,  enredado en los abismos  de un parasol agujereado, oculto en un bolsillo  que nunca aparece. 

           A vos querido hermano Genaro Patraka                                      Daniela Karina Tomé
Soy arena,
lo callo, todas las veces,
fundida en cada grano,
apenas rozando las orillas del mar
y sus náufragos.


Me recuerdo sumergida,
abriéndome en el fondo;
las rocas
estrelladas en mi pecho blando.


El vértigo de los días
desintegrándose
La hermosura que nunca fue rutina
el agua hasta el cuello
de todos mis barcos




Hoy canto arena,
el mar de frente
Mis pies de espuma
no me dejan
olvidarlo.








Dani Tomé
La noche desolada late dentro de mí,
las calles
con ese ruido que es silencio,
con ese miedo fantasma que camina entre las sombras
bebiéndose los rostros pasmados,
el vértigo impiadoso
de estas horas inmóviles.

Una canciòn recièn nacida ( canciòn)

Dar vueltas el Cielo y otra vez estar aquì
partiendo las nueces, convidàndonos vivir
de la cima del dolor fluir
sin la hiel , 
la miel lograr sentir.

Con retazos de este mundo
 juntos construir
un sueño que nos crezca 
y ya no nos haga partir
Frente a frente sin deber pensar
ser màs puros 
que la tristeza.

Aùn insisten los golpes del pasado
las estadìsticas vencidas de los daños
la guerra que nos sobrevive sin piedad
y el alma que se da 
hasta el alma

Miràndote a los ojos siento todo cuanto amo
las voces, los colores 
que hoy tiñen mi corazòn
nada , nadie me los quitarà
ni se venden 
ni se compran.

Hasta dònde las cruces seràn camino , mi amor?
los àngeles respiran bajo algùn pulmòn del sol
En mi bosque siempre habrà un lugar
donde ser 
fèrtiles sombras 

                                  Daniela Tomè

Todas las puertas que golpeé
me golpearon,
todas las puertas que abrí
me abrieron,
todas las puertas que atravesé
me atravesaron.


Cada rumbo que tomé
tomó algo de mí
que no volvió.
Temo que se comerán mi corazón si no vienes a buscarme,
son lobos, aún más feroces 
y todo les importa muy poco.
Si me ves pidiéndole auxilio a tu voz 
es porque el cielo se quedó sin manos.
Sé que este tiempo malvado nunca irá a pedirnos perdón,
nos dejará sangrar acurrucados 
como si no hubiese otro día
Quién nos habrá contado que hay que esperar para ir al infierno
Los pájaros huyen como flechas
cuando nadie está mirando,
así llueven los días por mis ojos.
Aquí y ahora nos contradice,
dónde están tus manos para apretar, tu cielo para rasgar, tus pasos para correr?
los magos perdieron lo filosofal de sus piedras
y todos los sueños se están ahogando.