Entradas

Temo que se comerán mi corazón si no vienes a buscarme,
son lobos, aún más feroces 
y todo les importa muy poco.
Si me ves pidiéndole auxilio a tu voz 
es porque el cielo se quedó sin manos.
Sé que este tiempo malvado nunca irá a pedirnos perdón,
nos dejará sangrar acurrucados 
como si no hubiese otro día
Quién nos habrá contado que hay que esperar para ir al infierno
Los pájaros huyen como flechas
cuando nadie está mirando,
así llueven los días por mis ojos.
Aquí y ahora nos contradice,
dónde están tus manos para apretar, tu cielo para rasgar, tus pasos para correr?
los magos perdieron lo filosofal de sus piedras
y todos los sueños se están ahogando.
Yo estuve allì los recuerdos aùn son tibios, tambièn estuve aquì hecha lluvia y fuego. Fui otra mujer con otros ojos, y otra boca y otros fueron mis sueños. Tan distinta a mì! Un dìa los pàjaros me alcanzaron y mis pasos rotos remontaron redes de cielo, entonces los huecos de mis manos se llenaron de un antiguo silencio lejano  como su nombre sonando en los pliegues de mi tiempo.
Camino con los pies hundidos en el suelo, respirando por mis dedos de viento. Ya no puedo responder más preguntas, un tiempo en el abismo
clausuró mis labios
Sin astucias
Tal vez el crepúsculo regrese a escribirme
todos los silencios



Dije que iba a callar y callé, y callé tanto que mis manos se ensancharon de silencio y cada verdad vino a hincarse en las venas de mis brazos. Sollocé mis ojos escaparon en lluvias frágiles y pájaros despoblados de cielo Arrojé todas las mentiras a las puertas de nadie y miré con mi medio rostro ajado en los espejos de la incertidumbre Inmune o casi muerta no lo sé. Tu voz vino a alcanzarme


Luna

Imagen
Soy este pedazo de dolor esta niebla gris en el pecho del invierno màs crudo Este Junio de puño y agua de hielo arrasando mi espalda Esta montaña por la que trepo cada dìa, cada vez màs alta. Escribo mi dolor y me traiciono porque lo arranco de mì junto con mis brazos mientras me arrastra de la mano de mis sueños. Es mis pisadas, mi mirada terca de rostro hacia el futuro, el derrumbe entre mis dedos construyèndolo todo. Despiadado,entre luces y sombras, cumpliendo siempre mi condena. Un Goliat con todas sus piedras esperàndome del otro lado de su  nombre.

Espinas sin rosa

Imagen
Fervientes
brotan las heridas en la carne hecha de pétalos Luces y sombras siempre aguas de un mismo desierto Hay que seguir por el camino de los días, si se negase a la esperanza  el corazón ya estaría muerto.
La condena es brutal  entre estas rejas abiertas
de par en par.
Les daba de comer a los lobos pedazos de mi inocencia ,  nunca se saciaban.  Un dìa  ya no encontrè mis manos.